Kicillof reunió a los intendentes: “economía de guerra” y pedido para que sea el conductor de la oposición

Tras la reunión con Guillermo Francos, el gobernador bonaerense recibió a los jefes comunales del oficialismo. Preocupación por la obra pública, encolumnamiento y endeudamiento para pagar salarios

Política 27/11/2023
Nota

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, reunió ayer a los intendentes del oficialismo que buscan tener certezas sobre la asignación de recursos en los tiempos que se vienen. Por eso le pidieron al mandatario provincial que encabece “la nueva oposición” que discuta ante el nuevo gobierno nacional el flujo de fondos para ejecutar obras y programas sociales.

Los intendentes saben que se vienen nuevos tiempos. Con esa premisa llegaron este lunes a la gobernación bonaerense. El gobernador hizo una proyección a corto plazo. Contó que en la reunión que mantuvo el último viernes con el eventual ministro del Interior del gobierno de Javier Milei, Guillermo Francos, no hubo mayores acuerdos, que le contó qué necesita la provincia y lo que tiene en ejecución en obra pública, por ejemplo. Del otro lado, según la versión de los intendentes y algunos funcionarios trasladada por Kicillof, no hubo respuestas: solo recepción de las inquietudes.

Es en este contexto que los intendentes le pidieron a Kicillof que se ponga al frente de un posicionamiento político. “Que conduzca”, contestó el intendente de Ensenada, Mario Secco al salir de la reunión cuando se le consultó qué le habían pedido al gobernador. “Tiene el coraje para hacerlo, llevar adelante una provincia sin los recursos que antes tenía de Nación. Entonces, la verdad es que lo mejor que puede hacer es conducir el hermoso grupo que hemos logrado. 84 intendentes y el gobernador con una elección extraordinaria. Están todas las condiciones dadas para ir hacia adelante”, agregó.

Los intendentes están preocupados por el posible recorte en la obra pública que podría ejecutar el gobierno nacional. En la actualidad hay 899 obras en ejecución en la provincia de Buenos Aires. También, ante la llegada de fin de año, algunos municipios bregan por poder pagar sueldos y aguinaldos. Ese fue otro tema que sobrevoló la reunión de este lunes.

Así como semanas atrás se pronunciaron los gobernadores, este lunes jefes comunales de Unión por la Patria también mostraron su preocupación por la merma de fondos producto de la modificación en la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias, que el gobierno nacional empujó en el Congreso y convirtió en ley en plena campaña electoral. El cálculo que hacen los líderes territoriales es que la Provincia dejará de percibir $60 mil millones.

Estratégica y políticamente, los jefes comunales peronistas también buscan mostrarse abroquelados, detrás de la conducción de Kicillof. Plantear una instancia diferente a lo que fue el gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal; donde florecían los diferentes espacios intendentistas dentro del peronismo y con mayor o menor sintonía con las administraciones de Cambiemos.

 

Unidad pero no que todo siga igual

“Tenemos que seguir unidos los 84 intendentes de Unión por la Patria y presentarle a los legisladores la problemática porque para eso fueron elegidos para defender a los intendentes”, aseguró un jefe comunal. Un colega suyo fue más descriptivo al decir que había que evitar que haya “saltimbanquis”. Todos bajo un mismo plan que implica además que una visita al nuevo ministro del Interior para después del 10 de diciembre.

Kicillof no dio mayores precisiones sobre el andar del gobierno nacional porque, básicamente, al parecer no las tiene. Sí le transmitió a los intendentes que el pedido de endeudamiento que giró a la Legislatura bonaerense el viernes pasado iba en el sentido de garantizar o apaciguar las dudas -y deudas- que los intendentes explicitaron que se les presentaban en el corto y mediano plazo, durante la reunión de este lunes.

Para el último tramo de su primer mandato, el gobernador le pidió autorización a la Legislatura bonaerense para poder endeudarse por una suma similar a 150 millones de dólares, al valor del dólar oficial en el momento de llevar adelante la transacción.

El proyecto remarca que la decisión tiene como objetivo sostener la ejecución de obras y programas sociales. Kicillof busca así, tener un reaseguro para continuar con algunos planes de obra provincial; en caso -finalmente- que la obra pública nacional se frene en la administración de Milei. El proyecto es la primera señal contundente de la administración bonaerense ante el nuevo escenario que presenta el gobierno libertario.

En el gremio de la construcción están en alerta. Días atrás, la UOCRA emitió un comunicado en el que plantean su preocupación “respecto de la incertidumbre provocadas por las manifestaciones mediáticas realizadas por el presidente electo, Javier Milei, en materia de política de obra públicas que, de concretarse, pondrían en riesgo la continuidad laboral de 220 mil trabajadores constructores”.

Te puede interesar
_DCF1427_1

“Que el ajuste no lo paguen los pibes”

Política 30/04/2024

Lo afirmó el vicepresidente primero del Senado Bonaerense, Luis Vivona. Esta frase se da en el marco del contexto social y económico que está viviendo la Argentina. Lo mencionó en una entrega de bicicletas a más de 100 chicos y chicas de Malvinas Argentinas.

881652a8-bd7b-472b-95ea-dd4c3c73f752

La diputada Karina Banfi quiere saber si el viaje de Milei a un acto partidario de Vox viola la Ley de Ética Pública

Política 21/05/2024

La diputada nacional Karina Banfi, vicepresidenta del bloque UCR, envió hoy una nota a Alejandro Melik, titular de la Oficina Anticorrupción, para saber si el viaje del presidente Javier Milei a España viola la ley de ética pública. Asimismo, la legisladora realizó un pedido de acceso a la información pública al Presidente de la Nación con el objetivo de conocer los motivos de este viaje.

Lo más visto
13

Marcha en repudio por el asesinato de un estudiante de la UNLP

Zona Capital 11/06/2024

El fin de semana se conoció la noticia del asesinato de Carlos Enrique Sánchez, un joven de 22 años que vivía en la localidad bonaerense de Bernal (Partido de Quilmes) y estudiaba en la Facultad de Informática de la Universidad Nacional de La Plata. El joven se encontraba esperando el micro para viajar hacia nuestra ciudad a rendir un examen al que debía presentarse a las ocho de la mañana.