“Aquí no sobra nadie”, dijeron científicos platenses

Autoridades del CONICET La Plata se hicieron eco del pronunciamiento de las autoridades de Centros Científicos Tecnológicos de todo el país dirigidas a la comunidad en general, en el que expresaron su “profunda preocupación que nos embarga por las medidas que se vienen tomando respecto del Estado y que no solo afectan al sistema científico tecnológico sino a nuestra sociedad”.

Zona Capital 22/01/2024
2

Cabe explicar que los Centros Científicos Tecnológicos funcionan dentro de la órbita del CONICET, que a su vez tiene dependencias específicas como el que está en nuestra ciudad, en calle 8 Nro 1467, entre 62 y 63.

Al respecto, las autoridades de los CCT sostuvieron que “principalmente queremos hacer notar nuestro desacuerdo ante la suspensión de los contratos de más de 50 agentes distribuidos por todo el país que afectan no solo el normal desenvolvimiento de las tareas de gestión y administración de la actividad científica, sino que representan la pérdida de puestos de trabajo, salarios y afectan las vidas y subsistencia de los agentes despedidos”.

En tal sentido, explicaron que los trabajadores y trabajadoras encuadradas en la calificación de Artículo 9 “representan el sostén administrativo y funcional para todas las unidades de gestión e investigación del país”. 

“Su desvinculación implica la destrucción de parte de las capacidades operativas del CONICET. En el mismo sentido, no podemos dejar de señalar nuestra preocupación por los cambios operados en las condiciones de contratación de los restantes agentes de planta transitoria”, agregaron desde la sede platense. 

Seguidamente, desde el CONICET La Plata expresaron que “el acortamiento del plazo de la relación laboral por medio de una adenda a los contratos firmados ha profundizado una realidad de enorme precariedad. Entendemos que es un proceso de retroceso que pone en grave riesgo al CONICET”.

 

Prórroga del Presupuesto 2023

 

“También expresamos consternación ante la decisión emitida por el Decreto 88/2023 de prorrogar el presupuesto 2023 para el año 2024 en un marco de altísima inflación”, cuestionaron las autoridades del organismo. 

A su vez, evidenciaron su preocupación por la “decisión de postergar la difusión de los resultados de las convocatorias a becas y promociones sujeto a la falta de información sobre cuánto presupuesto se contará para poder sostener las becas”; dado que “en los hechos, ello significa limitaciones evidentes en el funcionamiento del CONICET”. 

“Sus consecuencias son la interrupción de la obtención de las metas de las investigaciones, el deterioro de las condiciones de ingreso, permanencia y progreso de recursos humanos, es decir, el desarme de un organismo de ciencia y tecnología”, precisaron. 

Luego, indicaron que “la imposibilidad de sostener a nuestra institución, si no se reciben refuerzos presupuestarios, implicaría graves consecuencias para el futuro del sistema científico nacional, ya que la desinversión en ciencia generará un retroceso que costará muchos años revertir”.

 

Planta de personal calificada

 

En otro orden, las autoridades locales del organismo aseguraron que “el CONICET es una institución con una planta de trabajadores y trabajadoras altamente calificada -que rinde informes anuales, concursa para ascender y es absolutamente auditada-, comprometida y profesional, acorde a las diversas tareas que involucran el quehacer científico en todas las áreas disciplinares y cuyo principal objetivo es impulsar al desarrollo productivo del país y mejorar la calidad de vida de todas y todos sus habitantes”.

“Somos una comunidad diversa de trabajadores que cumplimos nuestra tarea diariamente con esfuerzo y profundo compromiso con el futuro de la sociedad, siempre tratando de dar lo mejor por nuestra Patria, por eso además queremos continuar acompañando aún más aquellos proyectos que se realicen para salir de la crisis”, manifestaron.

 

Proyecto de país en crecimiento

 

Además, señalaron que “el CONICET es parte sustancial de un proyecto de país en crecimiento, un país desarrollado, que trabaja para reducir la pobreza, para curar enfermedades, para aportar a la innumerable cantidad de desarrollos productivos, para reducir conflictos sociales, para producir mejoras en un sinnúmero de esferas económicas, sociales y culturales”. 

“Es Ciencia Argentina conectada con el mundo, que trabaja y asiste en suelo nacional, y se proyecta en redes internacionales de legitimación científica, educativa, social y productiva”, precisaron.

Por último, desde la entidad local sentenciaron que “los recursos destinados a la ciencia, tecnología e innovación para atender temas de interés nacional no representan un gasto, sino una inversión”.

 

 

El 29 de marzo, cumple 17 años

 

Creado el 29 de marzo de 2007, cuando en 2022 cumplió 15 años, el organismo festejó estar trabajando en la construcción de nuevos edificios para sus centros e institutos e impulsando proyectos de investigación orientados a problemáticas sociales.

Justamente, desde su creación, el CONICET decidió crear sus Centros Científicos Tecnológicos, las sedes regionales que vendrían a federalizar la ciencia y a consolidar la presencia del principal organismo científico del país en cada gran centro urbano con alta densidad de investigadoras e investigadores. Esa decisión administrativa (Decreto 310) fue la partida de nacimiento del CONICET La Plata, un actor social cada vez más activo en nuestra región.

Constituido originalmente sobre la base de las 20 Unidades Ejecutoras, es decir centros e institutos de investigación preexistentes que el CONICET gestionaba en la ciudad y su zona de influencia, el CONICET La Plata tuvo entre sus objetivos iniciales no solo representar política e institucionalmente al organismo a nivel local sino también potenciar la sinergia entre esos espacios científicos y, hacia afuera, con el sector productivo y las instituciones académicas y científicas con las que establecería lazos muy firmes: la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (CICPBA).

Con un crecimiento constante desde sus inicios, el organismo primero apostó a la consolidación de esa interrelación con el resto de las instituciones regionales del sector, algo que se ve reflejado en la actualidad en números concretos: ya son 29 las UE que cogestiona –que abarcan la totalidad de las áreas disciplinares– junto a la UNLP, la CICPBA, y sus más recientes socios, las universidades nacionales de San Martín (UNSAM) y Arturo Jauretche (UNAJ), y el Hospital de Alta Complejidad El Cruce “Dr. Néstor Carlos Kirchner” (HEC) de Florencio Varela.

A la par de esa sinergia, también fue impulsor de importantes hitos en materia de infraestructura, con la construcción no solo de nuevos edificios para centros e institutos sino también de su sede administrativa, ubicada en 8 entre 62 y 63, un espacio de más de 1.300 metros cuadrados inaugurado en diciembre de 2010 que en la actualidad alberga a unos/as 40 empleados/as administrativos/as.

Con más de 2.800 agentes, entre los que se cuentan 1.201 investigadores e investigadoras, 1.115 becarias y becarios, 408 miembros de la carrera de Personal de Apoyo y 102 administrativas/os, el CONICET La Plata fue protagonista activo en la lucha contra la pandemia por COVID-19, durante la cual expertos y expertas del organismo se abocaron, entre otras cosas, al desarrollo de vacunas, distintos kits de detección del virus e insumos para el sector sanitario, en un contexto en el que además se puso a disposición del sistema de salud provincial y nacional el equipamiento científico necesario para afrontar la crisis.

 

 

Te puede interesar
Lo más visto