Los Mundiales: Un negocio redondo para la FIFA y una ruina para los países anfitriónes

Aunque todos los países siempre quieren organizar el mayor evento futbolístico, el consenso general apunta a que no merece la pena. Los 14 últimos mundiales acumulan unas pérdidas de 33.000 millones.

Actualidad 07/10/2023
56VXZYOWFJB6NN7VCHZSU3AY5E

La Copa del Mundo de 2030 se disputará en España, Marruecos y Portugal acogerá el torneo más seguido en el mundo. Aunque no entero. Porque también se disputarán partidos en Argentina, Uruguay y Paraguay. Todavía es pronto para decir que selección llega mejor al campeonato o qué futbolista será el más destacado. Pero sí sabemos que nuestro país tendrá que preparar la cartera.

 

Organizar un Mundial cuesta mucho dinero: Y en la mayoría de casos suelen ser una ruina económica para el país anfitrión. De hecho, 14 de los últimos 15 disputados lo han sido. Solo se salva el Mundial de Rusia 2018. Un Mundial en el que fue Vladimir Putin quien llevó las cuentas... así que imagínense. Y si hablamos de las mayores ruinas económicas en la historia de los campeonatos del mundo, Japón y Corea del Sur 2002 se lleva la palma. Ostenta el récord de pérdidas: con 5.000 millones. Afirma Gerado Molina experto mundial en marketing deportivo.

 

Entonces, ¿por qué se siguen organizando mundiales? : Los 14 últimos mundiales (1970-2022) acumulan unas pérdidas de 33.000 millones. Pérdidas que asumen los gobiernos que solicitan la organización del Mundial. Y como cada cuatro años es un país distinto, pues el negocio va subsistiendo. Sin embargo, en los últimos años, a diferencia de antes que lo organizaba un sólo país, ahora son cada vez más son varios países. En 2026 serán Estados Unidos, México y Canadá. Y en 2030, como ya sabemos, cinco países más acompañarán a España. Así que los costes se repartirán.

 

¿Quién hace negocio aquí? : La FIFA. Sin duda. La Federación Internacional de Futbol se queda íntegramente con lo que da más dinero: los ingresos de televisión, el dinero de los patrocinadores y la venta de merchandising. ¿Qué les queda a los anfitriones? Pues mucho menos. Reciben un dinero por organizar el Mundial. Por ejemplo Alemania recibió 60 millones. Y además también pueden vender una parte de las entradas. Aclara Molina

 

Y si todos saben que es una ruina, por qué todos quieren organizarlo. Pues porque da prestigio. Le enseñas al mundo que eres un país moderno, con estadios modernos. El deportes siempre ha sido una manera de proyectar al país organizador. Recordemos los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, la imagen de Barcelona y de España en el extranjero se vio muy reforzada. Además, se crean puestos de trabajo, se recauda más dinero de IVA y se reciben muchos turistas. No todo es malo. Y jugar en casa siempre es un punto a favor. Informa la empresa Euromericas Sport Marketing

 

 

 

 

En el único Mundial que ha acogido España, en 1982, se perdieron 260 millones de euros. Pero eso no va a volver a suceder por tres motivos. Primero, porque son seis los países que se van a repartir las posibles pérdidas. Segundo, nuestra situación como país no es la misma que era en el año 82. Ahora el país es moderno y no necesitamos una inversión tan fuerte para igualarnos a Europa. Y tercero, en lo que más dinero se gasta es en construir estadios. Y eso aquí no hace falta. 

 

En 2030 podremos contar con el Santiago Bernabéu, el Camp Nou, el Metropolitano o San Mames entre otros. Todos estadios modernos que en 2030 estarán construidos y pagados por sus dueños. Habrá que gastar dinero en infraestructuras, en seguridad, pero se espera que sea un gasto contenido. Concluye Molina

 

Te puede interesar
Lo más visto
13

La comunidad universitaria prepara una movilización en La Plata

Zona Capital 29/02/2024

En lo que va del año y con el próximo arranque de los cuatrimestres en la Universidad Nacional de La Plata, varios sectores estudiantiles han encendido las alarmas respecto del funcionamiento de la casa de altos estudios frente a la decisión del Gobierno nacional de sostener las mismas partidas presupuestarias que en el año 2023.